sábado, 18 de noviembre de 2017

SPIRAL KEY “AN ERROR OF JUDGEMENT” Pride & Joy Music 2018 Review





Pride & Joy Music. Release 19 january 2018


Track list: 

1. Reason Revolution
2. Dark Path
3. Freeze Time
4. Hollywood Dreams
5. Possessive
6. West Facing
7. Sanctimonious
8. Dead End 

Band:

Ken Wynne - bajo
David McCabe – voz y guitarra

Guest:

John Mitchell (Frost*, It Bites, Arena) sólo de guitarra en “Dark Path”
Miguel Espinoza (Persefone) voces en “Possessive”
Dan Carter voces en “Sanctimonious” 


“Another progressive Project to enjoy”


Y vamos con un grupo del que no tenía constancia hasta ahora, formado en 2012 en el Reino Unido y que debutaron en 2013 en el panorama musical con “Perfect machine” autoeditado y que les valió para poder salir a la carretera y defenderlo en vivo. Tras ello nuevo paréntesis hasta la actualidad donde nos presentan este “An error of judgement” basado en la desunión que existe entre la humanidad y todo el daño que se cada uno de manera personal y entre ellos.

El disco se abre con “Reason revolution”, un tema oscuro de inicio que coge mezclas de los grandes del género, así al inicio puede sonar a Rush pero luego se impone la melodía y entra en juego el efecto Treshold; todo ello salvando las distancias claro está. El juego constante de cambios de ritmo marcan el tema que parece el mar con sus constante calma en muchas ocasiones y enfurecimiento cuando se dan las condiciones atmosféricas apropiadas. Buen tema para abrir el disco que muestra por donde van a ir los tiros.
La luz llega con “Dark path” en cuyo inicio muestra la alegría de estar vivo mientras nos narra con teclado de fondo los devenires de los hombres y su camino a lo largo de la vida hasta llegar al clímax melódico donde desata la clase y elegancia que destilan en un ejercicio de destreza instrumental – cómo se pude observar en el sólo – y acompañamiento atmosférico destacado aunque sin la pomposidad que muchos otros poseen. Quizás mi única pega es que el sonido de batería lo noto algo apagado y cómo en un segundo plano aunque se puede apreciar con solvencia. Gran tema que hará las delicias de la gente que intente empezar a interesarse en otros estilos como el progresivo (como hace mi “jefe” Antonio).

La orgía musical se desata con “Freeze time” que nos lleva por un aire más festivo y positivista como se hace a lo largo y ancho, mostrándonos una entonación distinta y unos efectos perfectamente intrincados y acompasados para dar todo un compendio de categoría y buen gusto. Aquí es un buen ejemplo de lo que significa el término con unas directrices instrumentales predominantes a cada segundo y un teclado que envuelve el tema como hace el vidrio con un buen vino y lo mantiene en perfecto estado para ser degustado con posterioridad. Me encanta las variedades en los discos y el pasar de aires más fúnebres a más pomposos le da un toque de distinción que hace que gane cuerpo a cada tema.

Se avecina “Hollywood dreams” continúan con la senda marcada en el anterior tema en donde prima la alegría y el buen rollismo con un bajo destacando sobremanera al igual que la batería . Este es un tema que se hará más pesado a los que no estén mñas instruidos en el género ya que los trozos melódicos son breves aunque existen y dan una perspectiva distinta a cómo se desarrolla el tema en cuestión. Muy efectivo pero no es de los mejores aunque tiene partes muy destacables y de los que se puede sacar mucho jugo.

Y como no puede ser de otra manera llegó el tema largo de cada album de este estilo que se precie y aquí le toca a “Possessive”. Yo quizás soy más partidario de calzarlo al final del álbum para no cortar la dinámica de éste pero cada grupo y productores tienen sus particulares ideas de cómo debe ser y el dicho del fútbol que todos somos entrenadores se puede aplicar aquí perfectamente. Hay que armarse de paciencia para afrontar estos temas e intentar disfrutarlos sin estar pendientes del minutaje ya que no le puedes sacar todo lo que intenta ofrecer. Simplemente para goce y disfrute porque es enrevesado y tiene tal amalgama de mezcla de sonidos que habría que escribir una enciclopedia para describirlo.

Un halo de misterio inicia “West facing” en un tema con una instrumentación con aires más clásicos y una voz en off que da el protagonismo a los anteriores en buena parte del tema. La sucesión de elementos se me antoja interesante pero el tema pierde fuelle a medida que avanza y me deja esa sensación agridulce al acabar cómo que se podía haber sacado mucho más jugo de él y más tras el buen comienzo.

“Sanctimonious” nos muestra la faceta más endurecida con sonidos más agresivos y riffs más potentes para un tema que se me hace quizás algo pesadete ya que no le acabo de encontrar el punto que me haga despertar la llama del interior y poder disfrutarlo como quizás merezca; no me encaja en el conjunto y es como el garbanzo negro en un buen plato de cocido.

Como nos sucederá a todos “Dead end” y así nos lo recuerdan en este viaje por la vida de cada uno con un tema decadente pero con garra y energía intentando hacer que nos aferremos a un último anhelo de esperanza mientras nuestra alma lucha por abandonar su cuerpo e ir al lugar que le pertenezca. Muy buen tema de cierre.

En resumen un disco que no pasará a los anales de la historia pero que está bien hecho y tiene ciertas partes muy aprovechables que hay que destacar. No estará entre mis favoritos pero con ello no digo que sea malo ni mucho menos sino que no llega al nivel de los maestros como suele suceder aunque es un buen intento y tiene mucha clase. Para disfrute sin buscar nada más allá.


Recommended
Redactor: Manuel García


Image and video hosting by TinyPic

viernes, 17 de noviembre de 2017

SANTA CRUZ “BAD BLOOD RAISING” M-Theory Audio ” 2017 Review





M-Theory Release 10 November 2017
Genre: Melodic Hard Rock


Track list:

1.- Young blood raising
2- River Phoenix
3.- Fire running through our veins
4.- Drag me out of the darkness
5.- Breathe
6.- Voice of the new generation
7.- Back from the dead
8.- Bad habits die hard
9.- Pure fucking adrenaline
10.- Get me out of California
11.- River Phoenix, Pt. 2

Band:

Archie: Vocals, Guitar 
Johnny: Guitar, Backing Vocals 
Middy: Bass, Backing Vocals 
Taz: Drums, Backing Vocals


“Too fast and too melodic. An injection of adrenaline”


Vaya sorpresón que me he llevado cuando me han pasado este disco y es que, desde mi más remota ignorancia musical, nunca les había prestado atención a esta banda finesa formada allá por el 2007 por Archie y Johnny y que iniciaron su andadura con un par de demos y el Ep autoeditado “Anthems For The Young 'n' Restless” que les dio la posibilidad de firmar por una gran compañía discográfica (Spinefarm records) y editar en 2013 su álbum debut “Screaming For Adrenaline” que obtuvo muy buenas críticas que se refrendaron en 2015 con “Santa Cruz”, su segundo larga duración.

Y aquí nos encontramos en 2017 dispuestos con los auriculares en los oídos para poner el reproductor en modo ON y disponernos a desgranar lo que esperamos sea un disco que nos ofrezca sensaciones placenteras, aunque ya os puedo adelantar que puede que os sorprenda mi análisis.

Preparados, listos…”Young blood rising” gritando a pleno pulmón. Vaya trallazo para abrir boca que nos golpea, como McGregor, a la mandíbula y nos tumba en la lona dejando que nuestra respiración se entrecorte y tengamos que usar un broncodilatador para poder ponernos en pie. Cómo suena cada instrumento con una potencia y agresividad inusitada pero controlada por una melodía que se deja mecer en brazos de una garra brutal con un riff sencillo pero efectivo que nos deja con la boca abierta y hace que nuestro dedo índice de al review y vuelva a sentir ganas de comerme el mundo. Canción ideal para iniciar el día junto a un buen tazón de cacao.



Los efectos nos sacuden al inicio del single “River Phoenix” que es más pausado que el anterior y donde se da algo de prioridad a la vena melódica pero sin sacrificar una buena dosis de guitarra/bajo y un sonido de batería que me encanta porque le dota de un aura fantástica que acaricia cada golpe de baqueta haciendo que desprenda un sonido claro y nítido que es una gozada escuchar. No hubiera sido mi single elegido pero es una buena muestra de lo que nos ofrece el disco.

La vena macarra se nota en “Fire running through our veins” que me traslada en ciertos momentos a pasajes de SIXX A.M. y alguno de sus fantásticos trabajos. Este tema es algo más siniestro de observar ya que se enrevesa y mezcla momentos de velocidad con otros más tranquilos (como el estribillo) donde parece un juego sexual en donde quieres llegar al clímax pronto pero te frenan con el fin de que disfrutes un poco más y mantengas la concentración en lo que estás haciendo.

Y es en “Drag me out of the darkness” donde me sacuden del todo ya que no pensaba que pudieran sacar esta faceta en donde acompañados de un teclado incluso consiguen hacer un medio tiempo tramposo que coge la senda de una balada pero a medida que se acerca el estribillo se adentra en un profundo bosque donde las ramas nos rasgan la piel y nos trasladan a la realidad de lo que estábamos oyendo que es un disco más orientado a otro estilo. Me encanta como cada pieza instrumental va colocada en su posición y medida para hacer que la maquinaria corra perfectamente sincronizada. Gran tema, de nuevo y llevamos ya 4 seguidos por lo que el comienzo es espectacular.

Sigo aún asombrado y llega “Breathe” con esencia a los Guns n´roses en su silbidito del principio únicamente para luego mostrar su lado tierno y romántico para dar esta balada en donde con unas guitarras acústicas y más en directo quedará de lujo y hará disfrutar al respetable que tenga la oportunidad de disfrutar de esta banda si se pasan por nuestro país para el cual aún no hay fechas.

“Voices of the new generation” me adentra en terrenos que ya no me agradan mucho al inicio ya que me recuerdan a muchos grupos de aquel desatroso género llamado nu-metal o algo parecido que se dedicaban a rapear mientras cabalgaban con unas guitarras eléctricas que era lo único salvable. El caso es que el tema tras varias escuchas no está mal pero me parece demasiada mezcla vocal que llega a saturarlo y hacerlo un correcalles con el fin de terminar a la mayor brevedad posible.

Menos mal que “Back from the dead” aunque me asusta por su inicio parecido al anterior aquí puedo ver el juego vocal desde otra perspectiva en donde aunque abunden no las entremezclo con tanta intensidad y puedo separar cada voz viendo lo que ofrecen al tema, aunque vuelven a abusar de esos sonidos de guitarra repetitivos excepto en el sólo que me encanta amén de la batería que me tiene alucinado.

“Bad habits die hard” me encanta como mezcla estilos de la misma manera que nos ponemos el traje para ir a trabajar y luego lo abandonamos por un cochambroso chándal con el que ir al gimnasio a quemar calorías. El pre estribillo es sensual y dinámico a la par que efectivo y precioso para dar paso a esa potencia en el estribillo. Me encanta cuando se mezclan diferentes propuestas aunque esta cojee algo pero lo salva esa parte más melódica que me ha llegado al alma y que si la usaran más a menudo les otorgaría una mayor puntuación por mi parte.

La brutalidad y rabia la otorga “Pure fucking adrenaline” que como su título indica es como la película de “Crank” donde el señor Staham no puede parar de correr y bombear adrenalina a su corazón ya que si no la palma. Me ha recordado a ella y quedaría de lujo en una tercera parte ya que es “speedica” total y es un no parar desde el segundo uno hasta el último donde no hay cabida ni para ir a por un vaso de agua; o estás listo para seguir este ritmo o dedícate a otra cosa.

Para que hablaré y más tras poner “Get me out of California” que es lo totalmente opuesto al anterior en donde la parte sensitiva vuelve a salir a relucir con unos maravillosos coros en un tema con aire totalmente americano – vuelve la esencia Guns en trozos como el sólo ejecutado al estilo Slash – que deja un muy buen sabor en la boca y que me parece una auténtica gozada para volver a ponerlo y sacarle aún más partido. Qué bien guardado se lo tenían para el final, como una buena película que te va enseñando lo que le apetece y deja para el postre joyitas como esta.

Cierran con “River Phoenix, Pt. 2” que es como una jam sesión en acústico del tema en donde dan rienda suelta a su elegancia y buen hacer y que queda de lujo como punto y final del larga duración, dotándolo de un punto más de eficacia y haciendo que una sonrisa se dibuje en la comisura de mis labios otorgándoles el beneplácito por lo mostrado.

En resumen, no me esperaba mucho de este grupo pero me alegro haberme equivocado y que me hayan sacado de mi error porque se han marcado un trabajo estupendo, con altibajos como muchos otros pero quizás ha coincidido escucharlo en el momento de mi vida que debía y por eso lo he disfrutado sobremanera. Os recomiendo que no lo dejéis pasar y lo gozaréis hasta el final.

Hightly recommended

Redactor: Manuel García



Image and video hosting by TinyPic

jueves, 16 de noviembre de 2017

ENRICO SARZI "DRIVE THROUGH" (2017) Street Symphonies Records Review




Genre: Hard Rock / Classic Rock
Out: November 17, 2017 


TRACKLIST 

01. Shameless
02. Afraid To Be Myself
03. Nothing To Live For 
04. S.O.S. To God 
05. Strange Freedom 
06. The Repentant 
07. Inferno 
08. Let Me Go 
09. Drive Through 
10. Sex Perfume 
11. Cielo 

LINE-UP: 

Enrico Sarzi: Vocals, Acoustic Guitars 
Cristiano Vicini: Electric Guitars 
Marco Nicoli: Bass 
Marco Micolo: Keyboards 
Alessandro Mori: Drums 

- Special Guests:
  
Stefano Avanzi: Sax on “Strange Freedom” 
Alberto Valli: Piano on “Cielo” 
Luciana Buttazzo: Vocals on “Cielo”


CREDITS 

Produced by Enrico Sarzi Madidini & Marco "Sappa" Nicoli 
Recorded, Mixed & Mastered by Marco "Sappa" Nicoli @ SappaLand RockLab Drums Recorded & Edited by Mario Percudani @ Tanzan Music Studio Artwork & Graphics by Aeglos Art (www.facebook.com/aeglosartphoto79) 

Para los que no les conozcais, Enrico Sarzi fue miembro de la banda Midnite Sunc con quien publicó dos discos. Tras la disolución de la formación participó en la super proyecto Shining Line donde pusco su voz a algún tema dentro de aquel proyecto melódico. Ahora, tras 13 años vuelve a la escena con una trabajo intimista donde ofrece múltiples sonidos basados en bandas clásicas de rock de los años 70 y 80 mezclando sonidos clásicos con las melodías más típicas de los años 90 gracias al trabajo de su teclista Marco Micolo.

Con una tonalidad vocal muy cercana a Jon Bon Jovi descubre sonidos hasta el momento inéditos para nuestros oídos. Temas  con mucha clase alejados del AOR clásico que todos esperamos. Abstenerse puristas del género y todo aquel que no quiera experimentar sonidos totalmente olvidados en la actualidad.


Sonidos muy acústicos que quizás puedan recordar en ocasiones a los discos que últimamente publica Mike Tramp pero algo menos directos en cuanto a las melodías y mucho menos rockero. En temas como Nothing To Live For  uno aprecia el trabajo instrumental que han conseguido plasmar en este nuevo lanzamiento muy alejado de lo que uno espera quizás de una compañía que apuesta también por el melodic Rock.

A veces los grandes discos hay que trabajárselos y disfrutarlos poco a poco. Llevo días escuchando las melodías del disco y aunque cuesta, con las escuchas gana y uno consigue sacarle jugo a todas las composiciones.  Pero quizás sea una de las pegas que lastre el lanzamiento. Uno espera que los discos entren a la primera pero no todos los lanzamientos son fáciles de digerir. Os pediría paciencia pero entiendo que en un mundo donde la música no se escucha sino que se devora...pocas esperanzas me quedan de que alguien se tome su tiempo para descubrir el talento de Enrico Sarzi.

El año termina musicalmente hablando con un balance más que satisfactorio. Cubierta mis necesidades en lo que al AOR / Melodic Rock se refieren, me apetece descubrir nuevos sentimientos, nuevos horizontes para coger fuerzas cara al nuevo año que se aproxima. De momento Enrico Sarci ha conseguido evadirme de la rutina musical y me ha descubierto nuevos ritmos y sonidos que quizás en otra época del año hubiesen pasado totalmente desapercibidos para un servidor.

Os animo a viajar a otra dimensión de la mano de un talento como es Enrico Sarzi. A veces, el tiempo es el mayor aliado de los grandes discos....aunque en casi todos los casos sea un enemigo a batir.

Recommended


Image and video hosting by TinyPic

Alain Concepcion & The Soul Men (Life Songs) 2017 Review







Genre: Jazz, Soul 
Release : Finales 2017

Track list

01. Far away
02. I love you more than you´ll ever know
03. California dreamin´
04. I cant breathe without you
05. I want you
06. It is a crime
07. It´s a man´s man´s man´s world
08. Let´s get it on(Exclusiva para el dvd)
09. This Masquerade(Exclusiva para el Vinilo)

BAND

Alain Concepción (Lead Vocal)
Julio Vega (piano)
José Gallardo (saxo
Eder Portales (Lead Vocal)

Desnudando su alma negra nos llega el nuevo álbum del músico Vasco, Alain Concepcion, tres años después de su aclamado “R”, regresa y para este nuevo viaje se ha dejado acompañar por la banda, The Soul Men: Julio Veiga (piano) y José Gallardo (saxo), y nos trae un álbum grabado en riguroso directo en los Estudios Pepe, para darle un cierto toque más natural, se grabó en una sola toma, sin ningún tipo de artificios, sin echar mano de retoques y sin pasar ni siquiera por edición. 

“Life songs”, sería en cierto modo un homenaje que el propio Alain hace a la música de los años setenta, viendo la trayectoria del artista en estos tres años desde la aparición de su ultimo disco “R”, era de suponer que haría una viraje musical, cierto que en este disco ya nos encontrábamos con estos sonidos, pero en este caso ha querido coger el toro por los cuernos y darse el gusto de interpretar algunos de los clásicos del jazz y soul Americano y en concreto de la música negra, en su forma más pura, en dicha grabación la voz de Alain ha estado acompañado por un saxofonista y un pianista al que en cierto modo le acercaría bajo mi punto de vista a lo que sería un café jazz, lugar donde han salido una gran parte de los artistas en los que el propio Alain homenajea en este disco, por ese motivo creo que eligió un directo sin retoques para darle un aire más sofisticado. 




En esta recopilación de versiones te puedes encontrar la huella de artistas de la talla de Stevie Wonder, Bobby Womack, Donny Hathaway, donde podrás encontrar viejas canciones que el público podrá enseguida entonar, quien no recuerda un California dreamin´” de los Beach boys, “It´s a man´s man´s man´s world” del maestro James Brown, interpretada con la base rítmica de la canción de Alicia Keys y su hit “Fallin´”, donde el propio Alain se desgañita la voz, en cierto modo haciéndole un guiño al estilo de cantar de propio Brown, diez minutos dan para mucho en una canción y por eso se da un homenaje introduciendo algunas estrofas del “Whole lotta love” de Led Zeppellin, para no olvidar que Alain tiene su lado más rockero. 

No quería pasar por alto si mencionar la participación de Eder Portolés interpretando “It is a crime”, bonita canción que en los años ochenta fue interpretada por la cantante Nigeriana Sade y que Eder le da su toque más jazz, con una entrada susurrante y algo tímida que poco a poco va subiendo de intensidad para terminar en una notable interpretación. 

Dentro de este álbum también podremos encontrar con dos nuevas canciones “Far Away” y “I Can Breathe without you”, esta primera canción abre el disco con un jazz profundo y de exquisita interpretación vocal por parte de Alain, ese saxo que parece que llora con el piano haciendo de comparsa, como diría la canción, ni demasiado lejos pero muy cerca del corazón. 




“I Can Breathe without you”, balada con mucha intensidad y con una gran carga emocional, cabría mencionar el gran trabajo que desarrollan, The Soul Men, tanto Julio Veiga al piano como José Gallardo al saxo, recreando un ambiente que apuesto fue de cercanía al publicó que se congrego en el estudio. 
El álbum saldrá en edición CD+DVD, con una edición en vinilo donde disfrutareis con algunos extras a los que adquiráis tanto el vinilo como el CD+DVD. 

Si estáis interesados podéis participar en la salida de este álbum con un crowdfunding que el propio Alain ha puesto en marcha a través de su página web y en su Facebook, donde además podrás aparecer en los créditos del álbum, así que corre y no te quedes sin él. 


Una apuesta natural e inteligente para disfrutarlo en pequeños sorbos.


RECOMMENDED
Redactor: Juan Antonio Sanchez



Image and video hosting by TinyPic

miércoles, 15 de noviembre de 2017

THE DARK ELEMENT “THE DARK ELEMENT” Frontiers 2017 Review




Frontiers Music s.r.l. 10 Noviembre 2017 

Tracks:

The Dark Element
My Sweet Mystery
Last Good Day
Here’s To You
Someone You Used to Know
Dead to Me
Halo
I Cannot Raise The Dead
The Ghost and the Reaper
Heaven of Your Heart
Only One Who Knows Me

Band: 
Anette Olzon – Lead Vocals
Jani Liimatainen - Guitars, keyboards, programming
Jonas Kuhlberg - Bass
Jani “Hurtsi” Hurula - Drums

Piano on “Someone You Used to Know” and “Heaven of Your Heart” by Jarkko Lahti
Backing vocals by Anette Olzon, Petri Aho, Anssi Stenberg and Jani Liimatainen
Growls on “Dead to Me” by Niilo Sevänen


“Fantastic and gentle voice with good ideas but so far from Nightwish”


Aunque ya había escuchado que iba a salir estaba un poco indeciso si meterle mano o no ya que este proyecto de Anette Olzon (ex- Nightwish, ex- Alyson Avenue) junto al guitarrista y compositor Jani Liimatainen (ex-Soanta Arctica) me da que iba por la senda de los grandes y adorados Nightwish y como suele suceder, cualquier comparación puede resultar odiosa y ofensiva. Pero me debo a la gente que lee el blog de AORLAND y no tenemos pelos en la lengua para alabar o criticar los diferentes lanzamientos que tenemos el privilegio de poder reseñar y éste no va a ser la excepción.

Eso sí intentaré no hacer muchas comparaciones porque se que van a salir perdiendo por goleada por lo que pondré la mente en blanco y empezaré de cero para poder ser lo más neutral y no barrer hacia uno de mis grupos de cabecera cómo sabéis todos aquellos que me conocéis y sabéis de mis gustos musicales.
Abren con el tema que da título al album “The dark element” en el cual la combinación de elementos atmosféricos es apreciable pero ese regustillo a los maestros Nightwish les queda un poco grande a pesar de lo cual la canción se maneja con una abundante profusión de teclados y un giro en el estribillo que demuestran que Anette se maneja a la perfección en este estilo musical y puede aportar mucho pero sin forzar ya que hay ciertas tonalidades a las que sólo unos privilegiados pueden llegar. Buen arranque para abrir boca y con arduos deseos de ver qué más me pueden ofrecer.

Ya en “My sweet mystery” me dejan un poco palidecido ya que el inicio es casi un calco del “Storytime” aunque dejando a un lado las comparaciones la canción discurre con un armazón melódico de categoría sobre unas guitarras contundentes que le dan garra y dotan de energía a un tema que es pura dinamita metálica que invita a no dejar de mover el cuerpo al son de melodías que aunque ya se han escuchado no por ello dejan de ser resultonas.

En “Last good day” es donde mejor se aprecia la voz de Anette y dónde quizás más podamos disfrutar de klo bien que la modula como hacía en sus tiempos de Alyson Avenue y es que se le da todo el protagonismo para que amolde el tema a su gusto con un ritmo de teclado demasiado machacón para mi gusto ya que me gusta que cada instrumento destaque y tenga su parte de protagonismo y no que alguno tenga especial relevancia y “sepulte” al resto. No me ha acabado de entusiasmar pero tampoco es que esté mal del todo.

Menos mal que “Here´s to you” me hace que le dé la vuelta a la tortilla y me vuelva a poner a bailar al son de un tema que me devuelve al lado más risueño de la vida donde puedo disfrutar sin preocuparme más que de dar al play y escuchar lo que sale de los altavoces de mi despacho y dejar todo a un lado durante un tiempo. Es un tema que demuestra lo que muchas veces he pensado y es que la voz de Anette es muy buena pero su medio natural no es el agua salada dónde tiene que lidiar con especies de mayor envergadura y calado, sino el agua dulce dónde dar rienda suelta a su preciosa voz en melodías más suaves y aterciopeladas.

La balada corre a cargo de “Someone you used to know” que permite trasladar casi toda la instrumentación a la habitación de al lado y dejar el protagonismo a la voz que haga lo que quiera y lleve el tema a su terreno cómo más le guste sin alardes que la acompañen sino sólo dejar que los sonidos fluyan en el aire y se disipen con naturalidad sin ser empujados por nadie. Tema correcto sin más.

“Dead to me” es, una vez más, otro tema donde la profusión de teclado hace su aparición y luego el tema coge demasiada fuerza y hace que pierda gran parte de su sentido en pos de un batiburrillo de instrumentos y voz que no hacen más que darme la razón que pisan barro y se llenan hasta las rodillas no dejándoles caminar y encontrar el sendero hacia dónde manejarse con soltura. El peor tema de los que llevo dónde he intentado averiguar cómo cogerlo pero al final me he rendido ya que el laberinto ha podido conmigo y no me ha dejado encontrar la salida.

Por lo menos con “Halo” veo un poco la luz que asoma por el cielo y pienso que la tormenta va a dejar un respiro y la melodía hace su acto de presencia con una canción sin alardes pero con una efectividad abrumadora ya que se lleva sin sobresaltos y perfectamente para goce y disfrute del personal. El problema viene dado en que parece una mezcla discotequera como en ciertas canciones de Within Temptation y eso como anécdota me parece muy bien ya que alabo la diversidad de estilos pero cuando se repite llega a saturarme y es lo que en cierta manera pasa con este álbum ya que son excesivos y muy repetitivos.

Me cargo de razones con el teclado de fondo de “I cannot raised the dead” que es un medio tiempo a caballo de considerarse cerca de una balada; sin profundidad ni más que decir que presentarnos un tema muy bonito (pero es que a mi Anette me gusta mucho y no puedo decir más que virtudes de su voz, eso sí en canciones melódicas) que hará las delicias de los enamorados.

“The ghost and the reaper” es otro medio tiempo pero a éste si le logro sacar jugo porque cada instrumento destaca y tiene su parte de protagonismo ejecutando melodías que aunque con intención no acaban de llegar del todo en parte porque los estribillos están metidos a golpe y porrazo y parece que hay prisa por acabar que tiene que llegar el siguiente grupo a la sala a tocar y no podemos tardar mucho en finalizar. Hecho en falta un tema donde se tomen su tiempo y demuestren mucho de lo que tapan aunque tenga que durar 8 ó 10 minutos.

Como debe ser faltaba otra balada con la que completar y el honor le toca a “Heaven of your heart” de la que pocos comentarios más voy a hacer excepto que el, cómo la mayoría de ellas, para deguste y demostración de una bonita voz.

Cierran con “Only one who knows me” que vuelve a dejarme enamorado de una increíble voz en un medio tiempo de categoría e ideal para acabar esta aventura musical en la que se han embarcado y que espero les sirva de base para futuras entregas.

En resumen, un disco que destila melodía acompañado de un fantástico derroche vocal pero que sirve como entrante o postre en cualquier buena comida que se precie pero que sólo os servirá para disfrutar de un rato agradable sin más pretensiones ni nada nuevo que ofrecer más allá de entretener, lo que muchas veces es más que suficiente. Quizás, como opinión personal, han intentado buscar similitud a Nightwish pero les queda demasiado grande el traje y deben ir al sastre que se lo arregle y encoja a su medida. 

Recommended.

Redactor: Manuel García.


Image and video hosting by TinyPic

MINDFEELS – S/T (2017) ART OF MELODIC MUSIC / TANZAN MUSIC REVIEW





STREET DATE: November 17, 2017 
Genre: Melodic Rock / Westcoast Music

TRACKLIST 

01. Don't Leave Me Behind
02. Soul Has Gone Away 
03. Hidden Treasures 
04. The Joker 
05. Skyline 
06. Speed 
07. These Words 
08. Fear 
09. It's Not Like Dying 
10. Touch The Stone 
11. The Number One


MINDFEELS IS: 

Davide Gilardino: Lead & Backing Vocals
Luca Carlomagno: Guitars, Keyboards & Violin 
Roberto Barazzotto: Bass 
Italo Graziana: Drums 

- Special Guest: 
 Christian Rossetti: Keyboards  


En estos últimos meses desde Italia se nos está ofreciendo una serie de lanzamientos que uno debe pararse a escuchar con cierta atención. No son los clásico lanzamientos a los que nos tienen acostumbrados sobre todo desde la poderosa Frontiers pero que demuestran el gran nivel de talento que tienen en aquel precioso país y que comienza a aflorar bajo el brazo de pequeñas discográficas que van dando salida a tanta calidad poco a poco.

Mindfeels es un grupo talentoso que ofrecen un sonido fresco y renovado de lo que podríamos denominar el sonido más West dentro del AOR Italiano tan característico. Tener en cuenta que no es un sonido que se escuche mucho en los lanzamientos recientes pero que rebosa calidad por los cuatro costados.  Son discos para disfrutar reposadamente ya que uno puede deleitarse con numerosos pasajes asombrosos dentro de cada composición.

En redes sociales ahora está de moda decir que " solo para oídos delicados". Quizás sea una expresión exagerada pero en cierta manera la podríamos aplicar a este tipo de lanzamientos. Es cierto que tienen ciertos sonidos conocidos como reconoceréis en algún tema y que irremediablemente os transportarán a la mejor época de WOA pero con un sonido diferenciado. 



Es un trabajo sorprendente sobre todo dentro de un año donde tantos grupos melódicos nos han golpeado de manera simultánea y quizás haya que dejar pasar un tiempo para valorar en su justa medida este nuevo lanzamiento ya que en cierta manera estamos intoxicados de otro tipo de melodías. Aún así, a primera escucha entra fácilmente y deja una sensación especial que invita a re-escucharles. Esa quizás sea la mayor virtud de este disco, que no te da la opción de decir que es malo o simplón.

Probablemente este tipo de estilo musical no tenga muchos adeptos en España pero creo que si les damos una oportunidad encontraremos un oasis donde descansar y recargar pilas para enfrentarnos a un 2018 que se presenta de nuevo apasionante en cuanto a nuevos lanzamientos se refiere.

Os invito fervientemente a descubrir este nuevo proyecto de una nueva compañía que intenta traernos calidad y frescura a un panorama saturado de los mismos sonidos una y otra vez. MindFeels nos trae aire fresco y sobre todo originalidad en este lanzamiento.

Prestar atención a temas tan sublimes como Hidden Treasures  que pueden ser una buena puerta de entrada para comenzar a disfrutar de este estilo. Grandes melodías dentro de una estructura increíble que sorprenderá. No tengáis miedo a experimentar con sonidos nuevos.

En Skyline suenan a WOA sobre todo en el estribillo pero claro, lo mezclan con unos sonidos y una intro que me maravillan ya que son frescos y originales desembocando en un estribillo al más puro estilo TOTO.

Sin duda alguna MindFeels ofrecen calidad y variedad. Por desgracia no les veréis en ninguna lista de webs especializadas en nuestro país pero se merecen una mención especial por lo que han publicado. Una mención al trabajo y a la originalidad con la que han irrumpido en nuestras vidas.

Toda un sorpresa que nadie debería pasar por alto. Sin duda alguna un disco que rebosa calidad y que debemos disfrutar con total tranquilidad.


Highly recommended


Image and video hosting by TinyPic

The Poodles - "Prisma" GAIN MUSIC 2018 Review




OUT: 28 Enero
Label GAIN
Genre: Hard Rock

Track List

01 Crazy Horses
02 Maniac
03 Love Is Gone
04 It's No Good
05 Don't You Worry Child
06 Goodbye Yellow Brick Road
07 Call Me
08 Go Your Own Way
09 Set Fire To The Rain

Band

Jakob Samuel - Vocals 
Christian Lundqvist - Drums
Johan Flodqvist - Bass 
Henrik Bergqvist - Guitar

Muchas ganas tenía de escuchar lo nuevo de esta mítica formación. Menudo salto de calidad han dado. Seguro que los más puristas se les echan encima pero vaya por delante que me parece un gran disco el que nos presentan en breve bajo el sello GAIN.

Han arriesgado si señor y ya se sabe que quien arriesga, en muchas ocasiones gana. Últimamente parece que todas las bandas que cambian algo su sonido clásico por sonidos más actuales se llevan críticas por parte de sus seguidores. A  mi me empieza a gustar mucho este tipo de giros musicales hacia sonidos más modernos que en ningún caso enmascaran la calidad de la banda. Las guitarras , al contrario que el nuevo trabajo de HEAT si que están presentes en sus composiciones lo que dota de mucha más contundencia a cada tema.



Parece mentira que haya pasado tanto tiempo desde la primera vez que tuve el placer de verles en directo en Madrid y han cambiado muchas cosas. Sobre el escenario son increíbles y unos musicazos pero está claro que en estudio han querido ir mucho más allá y se aventuran en sonidos que seguramente les traiga consigo alguna que otra crítica no muy constructiva. Por mi parte tendrán todo el apoyo necesario ya que demuestran que tienen criterio y que han sabido reinventarse.

Me alucinan las versiones de clásicos como MANIAC donde le dan un giro de tuerca a todo un himno de los años 80. No es nada fácil retocar grandes temas conocidos sin correr el riesgo de estropear algo tan perfecto. Ya os puedo asegurar que salen airosos y que merece mucho la pena escucharla.

Le pena es que no vais a poder escuchar nada hasta Enero ya que las promos lanzadas son solo para reseñas y poco más. Una verdadera pena ya que dan ganas de pinchar todos los temas del disco para que vuestra espera no sea tan larga. 

De primeras han lanzado el single adelanto Love is Gone para que vayáis abriendo boca. Solo os recomiendo que les deis una oportunidad y que no os quedéis con la primera impresión ya que os aseguro que el disco tiene muchas cosas que ofreceros.  Yo hubiese lanzado mejor el single Don't You Worry Child para que pudieseis haber apreciado el cambio radical de estilo que nos ofrecen. 

En tema baladas continúan en la línea de sus anteriores trabajos. Goodbye Yellow Brick Road no es la bomba pero cumple su cometido dentro de este disco.  Con Call Me vuelven a arriesgarse con otro clásico que donde demuestran no tener miedo a tocar ningún palo. Otra grata sorpresa.

El mejor tema del disco es sin duda Go Your Own Way donde unos estribillos demoledores se apoderan de un tema sencillamente potente. Para despedirse eligen un medio tiempo llamado Set Fire To The Rain con una estructura realmente apasionante y donde vuelven a encandilarme. Bestial.

No os digo que vaya a colmar vuestras expectativas ya que eso depende de vuestro nivel de evolución musical. Yo os digo que abráis vuestra mente a nuevos sonidos, nuevos giros, nuevos arreglos y nuevos horizontes donde disfrutareis de unas melodías reconocibles y un sonido que poco a poco irá ganando adeptos.

Muy Recomendable

Highly Recommended 





Image and video hosting by TinyPic

domingo, 29 de octubre de 2017

PHASE II PHASE 27/10/2017. EN CONCIERTO. SALA NAZCA




Redactor: Manuel García

Buena noche en el centro de Madrid con una agradable temperatura y las restricciones por alta contaminación sufridas en los últimos días. Pero ello no impidió que casi sin quererlo y con prisas, me encontrase con tomar la decisión de asistir a ver un grupo que ya en su primer disco llamaron mi atención y con su segundo trabajo, el cual presentaban, me cautivaron del todo.

Por temas laborales me fue imposible llegar antes a ver a los teloneros NÔA y es que el trabajo manda y más cuando hay un par de bocas que alimentar y es imposible acudir a todos los eventos que quisiera y más saliendo a horas intempestivas como me suele tocar. Pero ayer, como muchos dicen, se alinearon un poco los planetas y aunque creí que iba a llegar muy justito me sobró tiempo para departir con un gran amigo al que le tocó cubrirlo para su web. Aún así me comentaron que el telonero puso ganas y tesón e intentó hacer partícipe al escaso público que había en la sala pero con un Ep se me antoja un bagaje un tanto escaso para actuar como teloneros a pesar de tirar de versiones como hacen muchos grupos. Pero no puedo dar una valoración sincera debido a mi ausencia y sólo os lo podría comentar de oídas y no sería ni justo ni honesto por mi parte.




Sobre las 10 de la noche sonaban los primeros acordes de “Running out” tema inicial de su nuevo disco que presentaban en sociedad, llamado “Face it”; y con una sala abarrotada a la que me giré (no sé de dónde salió tanta gente en breve espacio de tiempo) y con muchos niños pequeños para mi sorpresa (supongo que muchos de familiares de la banda) y deleite ya que me encanta ver que aún hay esperanzas de que a una nueva generación le guste la música bien hecha y no prefabricados de las radiofórmulas. Con un sonido muy bueno en donde se podían escuchar a la perfección el teclado de Jorge lo cual es de agradecer en cualquier concierto y es que da ese regusto a música para disfrute de nuestros oídos y no soportar ese ruido que en muchos conciertos nos toca por culpa de una mala sala o una mala ecualización. Sin descanso empataron con el tema que continúa en el disco llamado “Feel the heat” donde a todos los que estabamos en la sala Nazca ya nos habían unido a la causa y es que Alfredo estaba desbocado a la guitarra desde el comienzo y ya desde aquí Zazo se unió a él para disfrute. Mientras el gran José Luis Gallera derrochaba simpatía con la gente, no parando de disfrutar desde el primer minuto y sin un mal gesto.

No voy a desgranaros tema a tema como suelo hacer en mis reviews pero si os comentaré que en el pantallón que tenían sobre ellos según el tema que tocaran aparecía la portada del disco al que correspondía lo cual daba más luminosidad al recinto e incluso en algún tema hasta salía la letra para que la gente se involucrara aún más (aunque en alguno como “Panic in the street” no coincidía pero es un detalle sin más importancia y que demuestra que la tecnología no es siempre infalible). Ello no quita para que haya fallos, pero es que nadie es perfecto y el bis “Future” fue un despropósito desde la confusión de Zalo con la letra hasta el acople de sonido que hubo al comienzo. 

A pesar de ello hay que reconocer que la banda lo dio todo como demostraron en canciones como “Will you remember me” en donde el juego de voz y coros entre los componentes de la banda fue fantástico y nos hicieron mover nuestros artrósicos huesos hasta la extenuación; “The sign” cuyo intro de teclado fue una auténtica gozada; “Open your eyes” en donde Alfredo hizo que tuviera que sacar el pañuelo y limpiarme la baba, ya no sólo por la guitarra que sacó firmada por nada menos que Steve vai, sino por el gran solo que se marcó y que inmortalicé en mi móvil; o “Madness” donde Zalo intentó que la gente participara cantando.



También hubo numerosos guiños a la familia como en “Face to face” que Zalo dedicó a Eva, un cierre de batería del gran Stelian en “Under pressure” en donde su hijo pequeño que estaba en primera fila no paraba de hacer oscilar sus baquetas imaginarias al aire a la par que su padre (vaya figura que va a ser) y la entrada para recordarnos que es Halloween de un amigo de Zalo con el rostro pintado de la muerte que apareció en “Greed” “regalando” billetes con el logotipo de la banda e hizo acto hacia el final de nuevo dando réplica a los coros.





En resumen; iba con ganas de pasarlo bien y doy fe que lo lograron de largo ya que el sonido acompañó y si encima la actitud de la banda es la correcta y lo dan todo; ello hace que se junten muchos factores a su favor que logran que la noche sea perfecta, te vayas con una sonrisa en la boca recordando muchos temas que has escuchado y encima con la bolsa llena de los discos firmados tan amablemente por la banda (incluido un selfie con Stelian que quiero verlo publicado, jejeje). En mi modesta opinión y si pasan por vuestra ciudad yo no dejaría de ir a verlos si queréis deleitaros con un muy buen concierto.


Banda:

José Luis Gallera (bajo) 

Jorge Gómez (teclados)

Zalo López (voz y guitarra)

Alfredo Clemente (guitarra) 

Stelian Cotet (batería) 



Setlist:

Running out
Feel the heat
Right between the eyes
Under pressure
Yesterday´s lie
Heaven & Hell
Face to face
Open your eyes
Will you remember
The sign
Panic in the street
Greed
How do I feel
Where do we go
Living it up

Bises:

Madness
Future
Wild Horses




Image and video hosting by TinyPic

martes, 24 de octubre de 2017

Satin "It's About Time" Verum Music 2017 Review



Label: Verum Music
Genre: AOR / Melodic Rock
Out: November 20th 


Tracklisting:

01. Look Up In The Sky
02. I'll Never Let You Down
03.Waiting For Someone 
04. Use It Or Lose It 
05. The Damage Got Done 
06. This Time 
07. Heading For A Fall 
08. Who You Are 
09. True Love 
10. Lying Eyes 

Músicos: 

Satin is a singer, songwriter and producer.
Satin plays all instruments



Lo ha vuelto a conseguir. Si con su primer lanzamiento nos dejó con la boca abierta tres años más tarde vuelve a demostrar que sabe componer verdaderos himnos de Melodic Rock. Satin es una estrella emergente que lucha por hacerse un hueco dentro del mundo melódico costeandose todos sus lanzamientos y ofreciendo calidad a raudales en cada composición.

No es nada fácil intentar colocar tu material en el mercado sin el apoyo de las grandes multinacionales que hoy en día copan el mercado donde nos movemos. El sigue intentando hacer llegar su música lo más lejos posible y con vuestra ayuda será posible. 

Como bien os decía, su primer disco publicado en 2014 contenía maravillas que nadie debería perderse, temas como Fire The Shot o la maravillosa Life Will Never Slow Down cautivaron a todo buen seguidor de este estilo. Pues bien, atentos a los hits que nos muestra nada más comenzar a escuchar el disco  Look Up In The Sky y  I'll Never Let You Down, dos temas que sin duda alguna deben dar que hablar., Estribillos pegadizos con un juego de guitarras espectacular y unos coros que adornan las estrofas más potentes de cada tema.  Sobresalientes.



A veces uno espera los grandes lanzamientos comerciales del año que otras compañías nos ofrecen y que en cierto modo nos sacian pero de vez en cuando artistas prácticamente desconocidos salen a la luz con un disco que hace sombra a muchos otros uno pensaba que serían bombazos pero que a la larga se apagan. No es el caso de Satin donde sus discos van ganando intensidad a medida que los vas escuchando. 

Son de esos lanzamientos donde a primera escucha te quedas con 3 o 4 temazos y donde una vez  repetido te das cuenta que todo brilla .  La dulce voz de Satin ayuda en gran medida a disfrutar de cada segundo del disco, tiene una voz bastante peculiar que encaja a la perfección con un disco que debería llamaros poderosamente la atención.

Aparte de los temas ya mencionados, atentos a Use It Or Lose It , un tema que os transportará a los años 80 por su estructura. Maravillosa composición,. peculiar, fresca y muy directa.  Muy en la onda que Satin suele ofrecer habitualmente. Se sale de lo escuchado anteriormente pero agrada sobremanera ya que nos transporta a otra época. Atentos además al trabajo de guitarras ya que es sublime.

Cada tema tiene su particular historia y ofrece frescura, algo de agradecer dentro de la saturación de bandas y repeticiones de fórmulas con las que otras compañías inundan el mercado últimamente. Satin ha dado con la tecla una vez más. Eso es algo de agradecer y elogiar. Que publiques dos discos soberbios no es nada fácil y este gran artista lo ha conseguido.

Solo me queda emplazarles a la fecha de publicación de este lanzamiento para disfrutar de un trabajo redondo y más que notable.  Mientas llega la espera podéis escuchar un adelanto que pusimos en nuestro programa de radio el pasado domingo. Seguro que os gusta   ( Minuto 51)




Que nadie se pierda temas tan mágicos como Heading For A Fall  o la increíble Who You Are , otros dos temas que os dejarán con la boca abierta.  Así que más o menos podéis haceros una idea de lo que os espera cuando tengáis el disco en vuestro poder. Merece mucho la pena invertir en este tipo de lanzamientos que apenas cuentan con promoción y así intentar ayudar a Satin a dar a conocer su fantástica música.

Highly Recommended

Redactor: Antonio AORLAND







Image and video hosting by TinyPic

jueves, 19 de octubre de 2017

STEVE WALSH “BLACK BUTTERFLY” ESCAPE MUSIC 2017 REVIEW





Escape Music 10 Noviembre 2017
Genre: Hard Rock


Tracklist:

1.- Born in fire
2.- The piper
3.- Grace and nature
4.- Dear Kolinda
5.- Winds of war
6.- Tanglewood tree
7.- Now until forever
8.- Warsaw
9.- Nothing but nothing
10.- Hell or high water
11.- Mercy on me
12.- Billy Carborne is dead

Band:

Steve Walsh: Lead and backing vocals, piano
Tommy Denander: All guitars and keyboards
Jerome Mazza: Lead vocals on tracks 5,7 and 11
Steve Overland: Backing vocals
Brian Anthony: Bass and string arrangements
Peter Yttergren: Drums and percussion


“Incredible vocals and powerful musical arrangements”


Y como la lluvia que se espera pero cae inesperadamente, así nos llega este nuevo trabajo del ex vocalista de la superbanda Kansas, Steve Walsh, que para la ocasión se ha rodeado de un elenco amplio de artistas de renombre (Denander, Overland, Mazza, etc.) algunos de los cuales se unieron gracias al gran Mike Slamer, amigo de Steve, que presentó a mucha de la gente que ha trabajado con él o que ha conocido en su amplia carrera en este negocio.

Sin más espera que el tiempo es oro damos al play y comienza “Born in fire” con ese aire americano clásico total donde la voz de Steve toma el mando aunque hace la pequeña “trampa” de incluir a los coros al gran Jerome Mazza (artífice de uno de los mejores álbumes de este año con su banda Pinnacle Point y que como adelanto os diré que estará dando réplica a la voz en el segundo disco de Angelica) para formar un dueto de escándalo que mantiene esa esencia añeja pero modernizada con la guitarra de, quien si no, Mr. Denander que tras un semiparón vuelve a enfrescarse en proyectos varios con mejor o peor nivel pero siempre con calidad.

Y volvemos al estilo que ha creado Denander y que le causa admiradores y detractores por igual y es que “The piper” se podía haber incluido en muchos de sus proyectos porque casa perfectamente en ellos con la única excepción que el tema se alarga debido a un sólo de escándalo mezclado con una profusión de teclados y coros descomunal y un trabajo de guitarra sublime, todo un himno al buen gusto y que me encanta desde el comienzo y no da lugar al aburrimiento ya que es un cúmulo de buenas esencias pero esta vez atrapadas en un frasco muy grande que da lugar a que podamos disfrutarlas durante mucho tiempo.

“Grace and nature” es un precioso medio tiempo en donde los arreglos vuelven a tomar el tema en sus brazos y lo mecen de un lado a otro pero con suavidad, reflejando una mueca de satisfacción en nuestra cara y permitiéndonos cerrar los ojos y transportarnos a ese universo alternativo que dicen que existe donde todo es fantástico y no existe ningún problema. Quizás el estribillo “seque” un poco el tema que nada cual balsa en un mar tranquilo pero me quedo con la sensación que no acaba de encajar bien al bajar un poco la cadencia en lo referente a la velocidad que lleva el tema en el resto de su minutaje.

Y llega un tema que me ha cautivado literalmente, “Dear Kolinda” y es que parece una balada en su inicio pero poco a poco se va entonando y sube su fuerza y energía para corroborarlo con un estribillo coral estratosférico donde parece que los ángeles han bajado del cielo y en vez de trompetas han abierto la boca y dado rienda suelta a su voz. Compenetración perfecta y toda una clase de talento vocal y modulación. De nuevo un ejemplo de cómo se debe realizar un tema y trabajarlo a base de bien.

“Winds of war” es un baladón en donde vuelven a dejarnos atónitos la maravilla vocal que se marcan Steve, Overland y Mazza. Otro tema de la casa Denander y esa es quizás la mayor pega ya que parece que está sacado de los sobrantes de Radioactive sin ir más lejos porque encajaría a la perfección en cualquiera de sus discos, eso sí aquí ha dado rienda suelta a su clase y calidad haciendo que los solos sean más largos y nos permita disfrutarlos en toda su profundidad. Sólo para gente que aprecie la belleza hecha canción.

Pero como no todo el monte está lleno de hierba siempre hay un trozo donde se hace notar los efectos de un jabalí que ha salido buscando alimento y ha puesto patas arriba dicho lugar, excavando y rompiendo la armonía del lugar. Es una similitud con lo que me parece a mi “Tanglewood tree” y es que es un tema que juguetea más con el rock progresivo y queda algo desencajado aquí en algunos tramos aunque es estupendo para aquellos que nos gustan los discos variados porque rompe la monotonía y nos hace disfrutar más y mejor.

El momento romanticón viene aquí expresado por “Now until forever” que con un aire a su antiguo grupo nos hace estremecernos de gusto y llegar al clímax final con el placer que nos da el “trabajo” bien realizado. Es una muestra clara de cómo la voz es fundamental en este estilo de música ya que premia por encima de lo instrumental (que tiene su parte importante, claro está) y es la gasolina que permite se produzca la combustión y el motor ruja con toda su garra. Preciosista como un elaborado como cualquier fantástico cristal de Svarowski.

Otro tema que mete las pezuñas del todo en el progresivo y da otra vuelta más a la tuerca de “rareza”. Quizás este “Warsaw” sea el tema que menos me guste y devalúe un poco lo que llevaba escuchado hasta ahora. Poco más que añadir a un tema que no me aporta particularmente nada y que casi deseas pasarlo en el reproductor en espera de algo de más categoría.

“Nothing but nothing” le va a la zaga en algunos trozos aunque llega a ser un medio tiempo muy agradable de llevarse a la boca pero que es como un saciante de corta duración que rápidamente es absorbido por nuestro sistema digestivo y eyectado al intestino. Vamos a fin de cuentas que no perdurará en nuestra memoria por más vueltas que le podamos dar.

Y volvemos a terrenos donde nos movemos como peces en el agua y es que “Hell or high water” me recuerda muchísimo a esas bandas sonoras de películas ochenteras con las que crecimos y que no nos importa ver mil veces porque han formado parte de nuestras vidas. Otra vez profusión de teclados a lo largo y ancho del tema con un narrador antes de llegar el estribillo que le aporta cierta gracia al tema y lo hace un poco diferente. A mi me ha gustado bastante y más tras los anteriores que me han dejado un poquito frío a pesar de la temperatura que reina en la calle.

“Mercy on me” es otro tema con un registro y escalado vocal de auténtico lujo. Esto debería enseñarse en esos programuchos que hay en cadenas televisivas de dudoso calado y que pretender enganchar a la gente con muchachos a los que les queda un mundo para llegar al nivel de estrellas como Mazza u Overland que nos transportan a lugares que ni sabíamos de su existencia. Aquí también destaco otro sólo brutal de Denander que me vuelve a recordar ese primer disco suyo que escuché y que me hizo seguirlo hasta la actualidad. Menudo temazo quizás no sea de esos que te entra a la primera pero escuchar la calidad que destila desde el segundo uno no tiene parangón.

Y cerramos con “Billy Carbone is dead”. Un tema en el que prima la diversión por encima de todo y en el que dan rienda suelta a la imaginación como cuando un grupo de amigos se reúnen y comienzan a hablar de sus cosas, disfrutando y riendo mientras los minutos transcurren sin la necesidad de estar pendientes de ellos.

En resumen, un fantástico disco que es toda una clase vocal en cada estrofa que hay y que sólo por eso merece escucharlo en su totalidad. Quizás peque de algunos arreglos un poco repetitivos por parte de Denander y que llegan a saturar muy pronto pero no por ello desvirtua un gran trabajo. Tiene temas y temas, vosotros me entendéis, pero si nos obcecamos un poco le podemos sacar mucho jugo a casi todos ellos por lo que os invito a que lo descubráis.


Highly Recommended

Redactor: Manuel García



Image and video hosting by TinyPic

domingo, 15 de octubre de 2017

HOUSTON “III” Livewire / Cargo Records 2017 Review





Genre: Melodic Rock
Release date: November 24th, 2017

Tracks: 

1. Cold As Ice 
2. Everlasting 
3. Dangerous Love
4. Lights Out 
5. Amazing 
6. To Be You 
7. Glass Houses 
8. Twelve-Step 
9. Road To Ruin 
10. Interstate Life


Band:

Hank Erix - Lead vocals 
Soufian Ma'Aoui - Bass 
Calle Hammar - Guitars/Backing vocals 
Victor Lundberg - Keyboards/Backing vocals 
Oscar Lundström – Drums


“An album that you´ll like to listen everyday”



Vuelta al ruedo de esta gran banda que siempre nos ha entusiasmado y cuyos lanzamientos han generado gran expectación. La verdad es que le había perdido la pista al bueno del enamorado Hank mientras que a Soufian sí lo tenía más ubicado y es que de siempre ha sido un grupo que me ha encantado y que espero no me defraude en este, su quinto lanzamiento que nos toca analizar en el cual han reclutado como productor al renombrado Martin Karlegård (Reptile Smile) que ha trabajado con Jenifer (cantante francesa) o con los suecos “The sounds” y Brolle Jr.



Como es marca de la casa los teclados atruenan a través del altavoz nada más iniciarse “Cold as ice” y continúan sosteniendo el tema de cabo a rabo mientras la aterciopelada voz de Hank crea notas por el aire con olor a lavanda, cual suavizante, e impregna nuestras fosas nasales creando en nuestro cerebro un reguero de sensaciones frescas y energetizantes sobretodo a la entrada de un estribillo 100% Houston en donde no ha lugar malentendidos ni a engaños, ellos son así y si te gustan bien pero si no lo mejor es que no sigas ni leyendo ni escuchándolos y gastes tu tiempo en mejores menestares. Mención especial a ese sólo donde coquetean un pelo con el progresivo en el desarrollo de los diferentes efectos que meten y que merecen de más de una escucha.

¿Y si metemos un poco de guitarra que tal quedaría?. Pues “Everlasting” es la solución encima jugando con distintas voces lo que aporta un plus de diferencia aunque algunas abusan de estar en off y no redondean el tema como debieran pero aunque es una pequeñísima remora ya que el resto del tema es una delicia sobre todo en lo instrumental siendo un orgasmo de los buenos, vamos de aquellos que no se pagan.



Y mira que le he dado vueltas al single “Dangerous love” y aunque juguetea mucho con el pop es un tema que me recuerda muchísimo al que sacaron en su anterior trabajo aunque en este voy a sacar el látigo y les voy a atizar en todo el cabezón porque sigo sin entender ese descuadre de voz por llamarlo de alguna manera en el “You can lie” y al repetir el “I don´t mind”, haciendo que parezca que ha metido sendos gallos (cosa que de Hank me es imposible creer). Entiendo que casan uno y otro en cada estrofa pero no me gusta como queda lo cual es una pena porque el resto del tema es SUBLIME y de esos que no te quitas de la cabeza en mucho tiempo como me pasó con “Our love”.

“Lights out” nos adentra en la penumbra y nos intenta guiar hacia la zona de seguridad donde las criaturas nocturnas no nos molesten el sueño y podamos concentrarnos en contar ovejitas mientras de fondo suenan estos acordes celestiales de un tema hecho por y para degustar el teclado en toda su grandeza dejando que se explaye con todas las ganas posibles y con esa amalgama de entonaciones que salen de cada tecla. Preciosista más que otra cosa para disfrute rápido.

Y si aún no os habéis enamorado de este sonido ochentero total podéis abrir “Amazing” y dejar que cada sonido entre por los poros de vuestra piel y os erice el vello como si esa brisa mañanera os mesara los cabellos, produciendo esa sensación de frescor y recuerdos con los que nuestro cerebro alardea de vez en cuando a nuestro subconsciente. Un brillante medio tiempo donde la guitarra da rienda suelta a su maestría a la par que acompaña al teclado y a la cálida voz de Hank. Todo ello es como una buena mayonesa donde los ingredientes puestos en su justa medida y con cariño provocan que no se corte y sea degustada como debiera.

Quizás nos adentramos un poco más de lo debido en la oscuridad con “To be you” y es que volviendo al símil del tema anterior, aquí se corta del todo y tenemos que volver a hacerla. No entiendo este tema a caballo entre un medio tiempo y una balada que navega en tierra de nadie y se queda en medio del océano sin divisar tierra por ningún lado y que además le ocurre igual estando en medio del disco como un apestado al que nadie se quiere acercar y le hacen el vacío.

Menos mal que “Glass houses” lo arregla y hace que nos olvidemos de él rápidamente en otro alarde popero a más no poder que demuestra en donde se mueven peligrosamente haciendo que puedan sonar en la radioformula de cualquier país sin problema alguno y es que es un sonido que hemos escuchado a multitud de artistas y que no aporta nada nuevo al trigal en donde nos metemos a intentar separar la cizaña del grano para poder disfrutar de lo que nos gusta realmente. Lo siento pero para esto tengo a los Roxette de antes que me llegaba más que este tema.



En cambio con “Twelve-step” y a pesar de que es otro tema muy “facilongo” me parece que está mejor encauzado y tiene esos detalles de teclado entrando y un sostén más asentado y trabajado que el anterior, amén de un estribillo que sin ser de escándalo responde bien a lo que se espera y dota al tema de una armonía especial que no defrauda y nos saca un poco de la dinámica en la que habían conseguido meternos.

“Road to ruin” es otro ejemplo de cómo un tema está trabajado pero el estribillo me defrauda ya que no llega a esos alardes que me entusiasman y que ofrecen muchas de sus canciones pero que no sé el porqué en este disco hay varias ocasiones en donde parece que se quedan encima de las nubes y no quieren salir de ahí y bajar en forma de lluvia que nos moje y haga desaparecer nuestra alergia.

Cierran con “Interstate life” que nos hace subir un poco nuestro estado de ánimo y nos permite acabar con una sonrisa en la boca la escucha del album. Un tema bastante decente que nos devuelve a la senda que es la esencia de esta banda donde las voces juegan con tu cabeza permitiendo que intentes distinguir de donde vienen y a donde van a la par que el teclado marca el sendero que te da la pista de pòr donde ir para lograr tu objetivo.

En resumen, un disco que va a gustar pero que no llega a mi parecer, al nivel de los anteriores aunque tiene temas alucinantes y sólo por ellos merece mucho la pena el que continúen en el candelero y nos deleiten con su simpatía y buen hacer. A pesar de ello no creo que esté en la pole position de este año aunque es un disco que estará en mi estantería porque es muy aprovechable.

Recommended
Redactor: Manuel García


Image and video hosting by TinyPic